Infección de oído y Vacunas

entEste texto corresponde a un folleto para pacientes preparado y diseñado
por la American Academy Of Otolaryngology – Head and Neck Surgery,
y traducido por el Dr. Hector Ruiz , Presidente del Comité
Internacional Panamericano de la Academia y el Dr. Esteban Filas.

 

Infección de oído y Vacunas

Los investigadores continúan buscando ayuda para los niños y los padres de los niños que padecen el tipo más común de infección en el oído, llamada infección del oído medio u otitis media (OM).
Alrededor del 62 por ciento de los niños en los países desarrollados tendrán su primer episodio de OM a la edad de un año, más del 80 por ciento en su tercer cumpleaños, y casi el 100 por ciento tendrá al menos un episodio antes de los cinco años de edad. Sólo en los EE.UU., esta enfermedad representa unas 25 millones de visitas al consultorio cada año con los costos directos para el tratamiento estimados en $ 3 mil millones. Economistas de la salud explican que cuando se incluyen los salarios perdidos de los padres debido al cuidado del niño, el costo total estimado de los tratamientos llega a $ 6 mil millones.
Este es un gran problema.

Tratamientos
Las opciones de tratamiento habitual en niños con infecciones del oído medio incluyen: 1) los antibióticos, y 2) la inserción quirúrgica de los tubos que igualan la presión en los oídos (diábolos). Mientras que los estudios han demostrado que los antibióticos pueden ser útiles en algunos casos, el uso excesivo puede llevar a la resistencia bacteriana, lo hace que las infecciones sean más difíciles de tratar. A veces los tubos de ventilación no igualan la presión de manera suficiente o pueden necesitar su reinserción en el tiempo.

¿Qué pasa con las vacunas?
Una vacuna es una preparación que se administra para estimular el sistema de defensa del propio cuerpo para combatir las bacterias o virus específicos. La primera vacuna fue introducida en el siglo 18 para la prevención de la viruela. Hoy en día, cada vacuna es diseñada para parecerse a un virus o bacteria (o grupo de virus y bacterias). Cuando se administra la vacuna, activa el sistema de defensa sin llegar a causar la enfermedad. Esto ayuda al cuerpo a desarrollar una defensa (anticuerpos) contra el virus o bacteria, de modo que si entran en el cuerpo, la persona no se enfermará. Hoy en día, existen vacunas para combatir una amplia gama de virus y algunas bacterias.
Uno de las bacterias más comunes y potencialmente graves, que causa infecciones de oídos y los senos paranasales y la neumonía y la meningitis es el neumococo. Recientemente se ha desarrollado una vacuna que es eficaz contra varias cepas de neumococo comunes.

El médico de su hijo le aconsejará sobre las vacunas apropiadas para su hijo. Si la vacuna neumocócica se le ofrece a su hijo, usted puede querer saber:
La vacuna neumocócica conjugada: Este último avance en la asistencia sanitaria pediátrica previene las enfermedades causadas por siete de los tipos más comunes de bacterias neumocócicas. Es seguro y eficaz. Protege contra las formas graves de la enfermedad hasta en un 97 por ciento del tiempo, dependiendo de la persona. La vacuna se administra mediante una aguja. Los efectos secundarios, que suelen ser leves y temporales, incluyen enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad de la inyección y fiebre leve. Los efectos secundarios graves, incluyendo reacciones alérgicas, son muy raros. Se puede administrar a los niños, y no hay ninguna otra vacuna para prevenir la enfermedad neumocócica en niños menores de dos años de edad. En 2002, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Academia Americana de Pediatría recomiendan la vacuna para los bebés y niños menores de cinco años. Ver http://www.cdc.gov/vaccines/ Para obtener más información.
Las vacunas conjugadas son eficaces contra la otitis media en niños menores de cinco años porque tienen un componente de polisacárido ligado a un componente de proteína que el sistema de defensa inmaduro de un bebé puede reconocer. Los niños mayores de cinco años, cuyos sistemas de defensa han madurado, puede recibir una vacuna polisacárida neumocócica sin el componente de proteína.

¿Cómo se relaciona esto con la otitis media? Éstas son cuestiones a considerar.
La bacteria Streptococcus pneumoniae (comúnmente conocida como neumococo) se cree que causan 50 a 60 por ciento de los casos de otitis media. Antes que esta vacuna estuviera disponible, cada infección neumocócica causaba:

  • cerca de cinco millones de infecciones de oído;
  • más de 700 casos de meningitis;
  • 13.000 infecciones en la sangre (septicemia), y
  • otros problemas de salud como la neumonía, la sordera y daño cerebral.

Haemophilus influenzae (HiNT) y Moraxella catarrhalis  Dos otras bacterias comunes que causan infección en el oído y sinusitis. Recientemente, el Instituto Nacional de Salud ha expedido una licencia para los primeros ensayos clínicos de la vacuna para Haemophilus influenzae no tipificable (HiNT). Vacunas para prevenir las infecciones virales como la gripe, que eventualmente puede conducir a infecciones del oído deben ser consideradas para los niños con infecciones recurrentes del oído. Estas vacunas se administran generalmente en el otoño.